Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
EL TRIBUNO
Lo que otros no dicen por miedo o por dinero nosotros lo decimos
06 de Marzo, 2014

UNA PALABRA QUE PRODUCE ALERGIAS

Autor: bgv065, 17:22, guardado en actualidad

05/03 – 17:00 - A nivel nacional la presidenta impuso una palabra que produce alergias entre los docentes de Santa Cruz: el presentismo. Conozca cómo funcionó esta herramienta de presión, discriminatoria y totalmente ineficaz para controlar el ausentismo en las aulas. Kirchner lo instaló desde el año 1991 y fue abolido por Peralta en el 2007, luego de una larga lucha por salarios y el derecho de los maestros en esta provincia. (Por: Rubén Lasagno)

“Yo sé que a mis compañeros docentes y a los que no lo son, también; o a algunos, no a todos, tal vez el tema del presentismo es algo que les produce urticaria”, dijo la presidenta Cristina Fernández en su discurso de apertura en el Congreso. Claro, la mandataria sabe de qué habla cuando señala lo que eufemísticamente llamó “presencia pedagógica”.

Como ha venido pasando a lo largo de estos 10 años, en Buenos Aires y el país, parece que al común de la gente no les ha llamado la atención esta palabreja que entre los docentes de Santa Cruz, realmente produce urticaria, al punto que esa alergia les duró desde el 91 hasta el 2007, es decir, durante toda la gestión de Néstor Krichner al frente del gobierno de la provincia.

“Cuando sea gobernador, a los docentes les pongo el presentismo y se termina el ausentismo en las escuelas”, dijo Néstor Kirchner. Corría el año 1988, “Lupín” era Intendente de Río Gallegos y ya saboreaba la gobernación que coronaría un año después.

Cristina no encontró la luz en estos días, donde, apremiada por la preocupación de los reclamos docentes, se le ocurrió una genial idea para desalentar la deserción en las aulas y lo que es mejor, evitar los paros en Educación. Lo que hizo la presidenta fue traer una vieja receta que empleó su esposo en Santa Cruz en el pasado y que sumió a los maestros en la mayor inequidad que se tenga memoria, eliminó los derechos básicos de los trabajadores y produjo un mal terrible a la educación, contrariamente a lo que se intenta justificar, explicando que si se actúa con premios y castigos desde lo económico, el docente no faltará y si lo hace dejará en el camino parte de su magro sueldo.

Explicado como lo hace el gobierno, el presentismo no parece tan nefasto, pero internamente es una de las medidas más inequitativas, coercitivas y extorsivas que existen.

Así lo hizo Néstor

Como ya lo había anunciando siendo intendente, cuando Néstor Kirchner llegó a la gobernación de Santa Cruz, decidió terminar de raíz con el problema de los paros docentes y de la ausencia en las aulas. Para ello, impuso por decreto el Presentismo, el cual implicaba un plus en negro y sin aportes sobre el sueldo, que se perdía automáticamente con solo faltar un día en el mes y/o llegar tres veces en el mes, 15 minutos tarde.

Visto así la medida parecía, prima facie, bastante lógica. En ese momento Kirchner jugó fuerte con el monto del presentismo y por ejemplo un maestro que ganaba 750 pesos de sueldo, tenía, dentro de ese monto, 250 pesos por ese concepto. De esta manera quien faltaba un día en el mes (por cualquier razón) perdía, inexorablemente, el 35% de sus haberes.

Esto comenzó a generar un círculo vicioso entre los maestros, quienes, para no perder el dinero, iban a clase enfermos, con grandes problemas familiares, convalecientes de enfermedades contagiosas o con enfermedades pulmonares, virósicas o bacetrianas, en plena evolución, etapa en que los convertía en fuentes de contagio ambulante, que tenían como blanco directo, los niños. Esto a su vez traía, no solo el problema de salud colectiva en las aulas, sino que esos docentes no tuvieran capacidad para hacer su trabajo, más aún en el caso de gente que cubría hasta dos cargos (mañana y tarde), razón demás para no querer dejar en el camino 500 pesos de los 1.500 que les correspondía cobrar por aquellos años.

Kirchner, entonces, entendió que esta era la herramienta justa para evitar los paros y periódicamente aumentaba el plus por presentismo, hasta llegar en el 2001 a conformar el 70% del sueldo del docente. En ese momento, el salario básico apenas superaba los 100 pesos y el resto lo componían ítems no remunerativos de salario en negro, exentos de aportes, que llevaban al docente a jubilarse con sueldos insignificantes.

Pero la injusticia no se ceñía solo a lo comentado, el problema era mucho mayor.

El presentismo se aplicaba indistintamente sobre cualquier docente y cualquier motivo que tuviera ese docente para faltar a su trabajo; es decir, el hecho de no ir a la escuela un día, era motivo suficiente para que se le descontara más del 50% de su sueldo. Sin embargo, seguía vigente el“Régimen de Licencias y Justificaciones”, como el “derecho a huelga”, por lo cual Kirchner se ufanaba“de no haber coartado ningún derecho del trabajador”; claro que no decía toda la verdad. Veamos.

Dentro de los derechos vigentes de los docentes, estaba la posibilidad de tomar días por “Atención familiar” o adherir a un paro. En ambos casos (solo por citar dos) el docente perdía el presentismo. Además, en el caso de las huelgas, el CPE, en ese momento a cargo de Ricardo Jaime, descontaba todos y cada uno de los días no trabajados. Esto, claro está, era una limitación de facto al derecho de huelga.

Pero más grave aún era para aquel docente que tenía un problema de salud, de él o algún familiar. Los días por gestación y parto, seguían constituyendo un derecho de los docentes, pero cuando se tomaban una de esas licencias, automáticamente se quedaban sin gran parte de sus haberes. Lo mismo ocurría cuando un maestro tenía un hijo enfermo o a sus padres. Nada le impedía que pudiera pasar el artículo por “Atención familiar”, lo que sí era seguro que ese mes, al presentismo lo perdía.

Esto también tenía un doble juego que terminaba por afectar las causas que se trataba de corregir,porque el docente que sabía que por un día que faltaba le descontaban todo el mes, generalmente extendía por varios días (cuando no casi todo el mes) algunas licencias por enfermedad o atención de algún familiar.

La cura peor que la enfermedad

Debido a los reclamos que recibía el presidente del CPE, Ricardo Jaime, y las denuncias que se hacían desde la ADOSAC, el gobernador Kirchner decidió en el 2001 “Reglamentar” el presentismo y trataron de buscarle una vuelta “más humana” a este ítem, estableciendo que “ A quien usara el artículo por “Atención Familiar”, para el caso de fallecimiento de un familiar en primer grado, es decir padre, hijos, esposos, no se le descontaría el día no trabajado”.

Al normar de esta manera el presentismo se producía una paradoja que como bien se lo recordó a OPI, Hugo Moyano, en ese momento a cargo de la supervisión de escuelas “si se te enfermaba un hijo te lo descontaban y si se te moría un hijo te lo pagaban”. Esta frase se la expresó personalmente a Kirchner en una reunión, y recuerda Moyano que lo hizo montar en cólera al entonces gobernador.

Al borde del estallido, Kirchner le recriminó personalmente “Cómo le decía eso” y luego, le dirigió una mirada furibunda a Jaime preguntándole “¿Esto es así?”, a lo que el cordobés no supo qué responder, porque, obviamente, era un efecto tan perverso de la propia norma, que no había sido advertido al reglamentarla.

Kirchner también en el año 99 eliminó las paritarias en el ámbito de la provincia de Santa Cruz y tanto los docentes, como los empleados públicos, recibían (cuando el gobernador lo estimaba conveniente) un aumento por decreto, para todos por igual y en negro. Esto generó un desfasaje tal en los haberes, que en el 2007, cuando la lucha docente revirtió estas injusticias, estando al frente del Ejecutivo Daniel Peralta, el sueldo básico de un maestro era de 160 pesos y el de bolsillo de 1000.

Frase calcada

“Yo me acuerdo del nombre de mis maestras de primer grado, de segundo, de tercero, de cuarto, porque fueron las mismas durante todo el año. Todo el año fueron las mismas”, dijo la presidenta, cuando presentó en sociedad la idea de instalar el presentismo a nivel nacional.

“Yo me acuerdo a la señorita (nombre de la maestra) que empezó conmigo en primero, el segundo y en tercero y terminó junto a nosotros; siempre la misma maestra, siempre a nuestro lado”, dijo Kirchner en el 99 cuando declaró la instalación de esta inequidad entre los docentes de la provincia.

El mal es otro

Lo que hizo Kirchner en 1991 y lo que hace Cristina hoy, es aplicar una medida restrictiva de los derechos de cualquier trabajador (derecho a la salud, a la huelga, etc) porque no tienen las condiciones para ejercer los controles respectivos y navegan en políticas erráticas en materia de educación y de orden administrativo.

Este artículo no intenta hacer una defensa al docente, que bien pueden hacerlo por medios propios, sino es una llamada de atención sobre cómo, si no lo advierten a tiempo a nivel nacional, los trabajadores van a ser víctimas de este cepo a sus derechos consagrados constitucionalmente, aunque les van a decir que esos derechos “no se han tocado”, porque son libres de usarlos cuándo crean conveniente, cuando todos sabemos que la mejor forma de aplicar una coerción, es apretando el ya magro bolsillo de un trabajador, sea del sector que fuere.

El Estado nacional hoy, como el Estado provincial en la década pasada, no sabe cómo gestionar la Educación, cómo controlar el ausentismo y como detener las medidas de fuerza en el sector educativo. Claro está que existe entre los docentes quienes hacen abuso del ausentismo, pero para eso están los organismos de control, para castigar, sumariar y hasta exonerar a quienes incumplan con las leyes. Pero es necesario que las autoridades atiendan los casos con justicia y no con medidas generales y demagógicas.

Para enmendar la propia deficiencia que tienen para ejercer controles y aplicar castigos, llevan a todo el mundo a sufrir medidas extremas y atacan al trabajador en sus derechos elementales. Gráficamente es como si quisiéramos matar una mosca usando un lanzallamas. Pero esto tiene que ver, no solo con la propia incapacidad para gobernar, sino con la necesidad de digitar el destino, el sueldo y la vida de todo trabajador, haciéndole entender que es lo que es, porque el gobierno lo quiere y así lo decide y su bienestar o su calvario está atado a la voluntad del Señor, en este caso, de la Señora. (Agencia OPI Santa Cruz)

Palabras claves , , , , , , , , ,
Sin comentarios  ·  Recomendar

img

Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Roberto Barozzi

El cine, el teatro. la música, las exposiciones, las conferencias, la buena comida, la buena atención, la cortesía, la solidaridad, la amistad, el compañerismo,la bondad, la inteligencia, el diálogo franco, la independencia de criterio, la pluralidad, las

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Marzo 2024 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» actualidad (1635)
» Automovilismo (26)
» Básquetbol (2)
» Boletín (3)
» Box (1)
» Bsquetbol (4)
» como el queso (2)
» Crímen (2)
» Deportes (14)
» Desafíos (4)
» Economía (1)
» exibicionismo (0)
» Fútbol (159)
» Hockey (1)
» la biblia (1)
» navegación (0)
» Obituario (2)
» pensamiento (2)
» Pesca (2)
» Política (9)
» relaciones (1)
» Rugby (2)
» Tenis (14)
» tránsito (1)
» varios (4)
» Violencia (1)
» Volei (4)
Nube de tags  [?]
Secciones
» Inicio
Enlaces
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad